carta a Gwendolyn

Primavera 1152

Mi estimada matriarca,

soy Kyle, miembro de la Patrulla de Thom, y tras los hechos acaecidos en Barkstone no puedo mas que mostrar mi repulsa por los actuales métodos de reparto entre los territorios ratones. Me enfada ver como hay ratones ricos y gordos que guardan grano y víveres en sus sótanos hasta pudrirse por su abandono, mientras hay ratones ancianos y niños que se mueren de hambre. La Guardia Ratón debe velar por el bienestar y seguridad de todos los ratones sin importar su rango o riquezas, y no los de unos pocos. Lo que deberíamos hacer es que Lockhaven imponga un impuesto a las ciudades de los ratones de manera que cada familia aporte según tenga, los ricos más y los pobre menos. Y ese diezmo recogido sea guardado en Lockhaven como reserva para el Invierno para poder repartirlo a quien lo necesite y que no quede ratón sin pan caliente ni comida sin echarse a la boca. En los tiempos difíciles es cuando todos debemos arrimar la pata y si alguien no quiere ayudar a los demás, se le ha de obligar. Todo por el bien de los ratones.

Por mi parte intentare que desde Sprucetuck una vez entregados los ingredientes para el elixir, envíen ayuda de víveres a los necesitados en Barkstone para que puedan sobrevivir.

Me despido esperando que mis palabras causen efecto y tome las decisiones pertinentes para evitar la hambruna de aquellos a quien se debe; y espero que mis palabras no suenen impertinentes pero no soy muy diplomático, me temo.

¡Por la Guardia!
Kyle

carta a Gwendolyn

Relatos de Lockhaven greatkithain