Carta Primera

Queridos padre y madre:

el verano ha llegado en este año de 1151 y aprovecho un alto en el camino para escribiros unas palabras mientras os echo de menos. Por lo que me contabais en vuestra última carta han debido perderse algunas de mis misivas en su camino a Elmoss, espero que esa falta de noticias no os intranquilizara y paso a resumiros un poco lo ocurrido en este ultimo medio año.

Como bien sabéis sigo asignado a la patrulla de Thom quien me eligió tras el rechazo de Jeremiah. De Thom ya os he hablado antes, es un veterano de la guerra de las comadrejas y a pesar de su carácter seco se preocupa por todos en la Guardia y en especial por los mas jóvenes. Mi otro compañero en la patrulla no es otro que Nathaniel, quien ya ha dejado de ser un pietierno para ser considerado un guardia ratón de pleno derecho. Nathaniel es un caso extraño, nunca he conocido un sanador que a la vez use el hacha con tanta presteza. Le auguro un brillante porvenir en la Guardia y no me extrañaría que llegara a ser general o incluso más. Me alegraría por él, aunque el escalafón militar no es algo que me atraiga.

Juntos hemos recorrido los territorios ratones realizando diversas misiones para la Guardia. Hemos escoltado ratones desvalidos, hemos cazado animales salvajes y depredadores, hemos mediado en disputas varias. Todo lo hemos hecho con el animo dispuesto a servir en lo que creemos, en el Juramento de la Guardia.

Dejadme que os cuente una misión reciente para que veáis más como es el carácter y buen corazón de mis compañeros. Veréis, volvíamos hacia Lockhaven de una tarea rutinaria ordenada por Gwendonlyn en la Frontera del Olor donde reforzamos su acción con elixir traído de Sprucetuck cuando al pasar cerca de Grasslake salio a nuestro encuentro Harold el Cervecero comentándonos que un monstruo estaba atemorizando la ciudad y aunque no había causado ningún herido si que estaba destrozando las casas y negocios de la ciudad. Rápidamente nos pusimos en camino hacia el pueblo y en las cercanías nos estaban esperando casi todos su habitantes. Thom dio orden al Sheriff que sacara a todos los habitantes del pueblo para ponerlos a salvo y nosotros nos acercamos a investigar con cautela a ese ser monstruoso. Más cerca comprobé que se trataba de una tortuga, un animal grande y peligroso pero por lo demás pacifico con una gran fuerza y una dura coraza.

Buscamos manera de distraerla con fuego y ahuyentarla de ahí­ sin que sufriera daño, hasta que con la puesta de sol el animal busco un lugar más caliente para dormir y se encaminó hacia la destilería de Harold. Eso no era algo que su amigo y líder de nuestra patrulla no estaba dispuesto a que ocurriera por lo que se encaramó en su caparazón mientras yo distraía al animal y Nathaniel intentaba cortar su gruesa cola. La lucha fue dura y la tortuga se defendió a dentelladas y golpetazos, terca como era en no dejar el agradable lugar … pero al final murió derrotada no sin herirnos a los tres miembros de la patrulla y arrasar el alambique de Harold.

El silencio se apoderó de todos los presentes. El monstruo estaba derrotado y no había muerto nadie más pero las casas y los negocios de Harold y otros vecinos estaban destruidos. Nadie dijo nada hasta que el mismo Harold nos felicitó por nuestro esfuerzo y comenzó a trabajar a retirar escombros mostrando que siempre hay que seguir hacia delante… fue en ese momento cuando un murmullo comenzó a crecer y todo ratón, mayor y pequeño, se puso a ayudar en lo que buenamente pudo.

Yo me dedique a cortar la carne de la tortuga y a conservarla para que el poblado tuviera alimento para muchos días y Thom junto con Nathaniel reconstruyeron la taberna de Harold usando como base el caparazón del animal. Cuando estuvo terminada tuvo lugar una fiesta en la que se comprometieron Nathaniel y Flor, la hija de Harold, en espera de fijar una fecha para la boda.

Espero que os haya gustado la historia, a mi desde luego me da que pensar y me demuestra para que servimos en la Guardia.

Vuestro hijo que os quiere,

Kyle.

Carta Primera

Relatos de Lockhaven greatkithain