Carta Sexta

Invierno 1151

Queridos padre y madre,

entrego esta carta Checksa aunque es posible que no la recibais hasta que el tiempo mejore y se os pueda entregar pues ahora los pasos estan . Paciencia pues.

Tras lo ocurrido con los refugiados de Ferndale que os contaba en mi anterior carta, nos reunimos Thom, Sloan y yo en Grasslake para ir juntos a Sprucetuck donde se quedó ayudando Nathaniel. De camino hacia allí nos encontramos a un pie tierno, un joven ratón, cerca de la orilla del río. Estaba aterido y mojado, al borde de la extenuación y rápidamente Sloan y yo recogimos leña para preparar un fuego y un refugio donde cobijarle mientras Thom intentaba reanimarle con su capa de invierno. Al acercarse Thom, el ratón despertó de golpe y nos apunto con su espada para tras calmarse al reconocer a Sloan de la última hornada de novatos en la Guardia, contarnos como iba con su patrulla subidos a una hoja bajando el rio cuando una corriente les hizo perder el control y él cayó al agua alejándose de ellos. Lester, que así se llamaba el pie tierno, nos dijo que se dirigían a Longsfire donde tenían noticias de que había una comadreja con un casco con cabeza de serpiente sembrando el terror.

La vida esta llena de casualidades, queridos padres, y resulta que el líder de la patrulla de Lester no era otro que Jeremiah, de quien ya os he dado detalles antes. La cuestión es que él junto con otros dos ratones iban en una embarcación sin control río abajo. Entonces Thom y yo tuvimos una pequeña discusión, Lester quería acompañarnos pero estaba agotado y enfermo y puede que no sobreviviera al viaje pero yo no quería dejarle sólo tan debil y siendo presa facil para los depredadores o del frío como ordenaba Thom. Al final, Thom me convenció para que le dejáramos a Lester que al menos descansara la noche con un fuego y comida y si se encontraba bien al día siguiente nos siguiera con los rastros que le iría dejando para ayudarnos con su patrulla.

Rápido fuimos río abajo atajando como pudimos hasta poder alcanzarlos a ver, sin control como decía Lester. Mas lejos se veía una cascada que les conduciría a una muerte segura por lo que teníamos que actuar rápidamente. Había cerca un nenúfar con el que acércanos hasta ellos pero lo descartamos por peligroso y al hablar con Jeremiah, este tenía una cuerda de la que nos lanzó un extremo. El tiempo apremiaba porque observe que había un movimiento extraño en el rio que indicaba la existencia de algún animal. Tiramos con todas nuestras fuerzas y la cuerda parecía estar a punto de romperse, pero justo cuando Jeremiah estaba dispuesto a cortar la cuerda para no arrastrarnos a nosotros al peligroso río, apareció Lester que se había recuperado y consiguió seguirnos hasta aquí. Todos juntos tiramos sacando fuerzas de flaqueza y conseguimos sacarlos del río a todos a tiempo para ver como una serpiente de agua se lanzaba sobre la débil hoja que les servia de embarcación.

Sin tiempo apena para dar y recibir gracias, decidimos montar un campamento juntos para luego continuar cada patrulla por su camino. Por la noche intente hablar con Jeremiah para hacer las paces pero no fue muy bien. Yo le dije que no le guardaba rencor por echarme de su patrulla y la verdad es que estoy mucho mejor con Thom, Nathaniel y ahora Sloan que antes, pero él sigue convencido de que no merezco la capa que llevo ni reconoce mis méritos. Que le vaya bien, entonces. Calme mi ira entreteniéndome cosiendo una cuerda nueva que poder utilizar en situaciones como la vivida ese día y mientras Thom continuaba enseñándome acerca de los caminos y señas que utilizan los ratones de la Guardia para indicar los peligros a los viajeros, Sloan nos preparó una reconfortante sopa que nos hizo entrar en calor.

Más tarde, Sloan fue a hablar con Thom pidiéndole que la aceptaran en la Guardia y le entregara la capa ese invierno recordándole sus méritos ya comentados por Medianoche en su carta hacia Thom recomendándola. Thom nos llevo a un aparte y tras pedirme que le contara a Sloan mi historia, le habló de los peligros de la guardia y como áun no la veia preparada, que no la iba a echar de la guardia y que siguiera con el buen trabajo. Sloan se marcho contrariada aunque luego la expliqué que aunque Thom pueda parecerle duro, lo hace por protegerla ya que se siente muy responsable de los jóvenes de su patrulla desde la muerte de Austin, el pie tierno al que yo he sustituido. Se que Thom quiere a Sloan en el grupo y que, al igual que yo, la ve capacitada y con muy buenas cualidades pero no quiere que Sloan sufra por un exceso de confianza.

Ver a Sloan y sus ganas de demostrar lo que vale me recuerda a mis tiempos entrenando con Chauncey...

Vuestro hijo que os quiere, Kyle

Carta Sexta

Relatos de Lockhaven greatkithain